jueves, 30 de junio de 2016

Mejores ejercicios para controlar el apetito

Mejores ejercicios para controlar el apetito. Conoce estos mejores ejercicios que lograran que tengas controlado el apetito y asi poder adelgazar y bajar de peso. Es posible, esta en ti, siguiendo estos consejos.

Conoce los ejercicios para controlar el apetito

El ejercicio no solo nos ayuda a estar en forma y quemar grasas. Practicado de forma moderada se convierte además en un eñcaz inhibidor del apetito. Eso sí, hay que escoger bien las actividades, ya que las más intensas tienen el efecto contrario, provocarnos más hambre.

Fuera excusas para no hacer deporte o practicar ejercicio. La creencia de que la actividad física aumentará nuestro apetito y, por lo tanto, acabaremos comiendo más es falsa. O, al menos, no totalmente cierta. La clave está en saber elegir bien d tipo de ejercicio, su intensidad y su duración para mantener a raya la sensación de hambre. Según un estudio realizado por David J. Stensel, profesor e investigador de Fisiología del Ejercicio en la Universidad de Loughborough {Reino Unido) el hambre se suprime durante e inmediatamente después de una carrera o un ejercicio vigoroso.

MEJOR LOS AERÓBICOS

 Intensidad moderada. El problema viene después. Es decir, conseguir que pasado un rato de practicar ese ejercicio no nos invada un hambre voraz. Para ello, es más recomendable optar por ejercicios aeróbioos y actividades físicas de intensidad moderada. El estudio de Stensel ha aportado en este sentido nuevos datos que refuerzan la teoría de investigaciones anteriores de que el ejercicio aeróbico reduce el apetito.

HORMONAS RESPONSABLES 

Regulan el apetito. Las responsables de esta intenelación entre ejercicio y apetito son dos hormonas: la ghrelina, conocida como "la hormona del hambre", sintetizada por el estómago y que provoca un aumento del apetito, y el péptido YY, que tiene el efecto contrario, reducir las ganas de comer. Ejercicio intenso. Una rutina de ejercicio intenso realizada durante 60 minutos o entrenar con pesas, por ejemplo, interfieren en el funcionamiento de estas hormonas. Cuanto más intensa sea la actividad física, más aumentarán los niveles de hormona ghrelina y, consecuentemente, más apetito tendremos después.

¿QUÉ HACER ENTONCES? 

Si te gusta entrenar de forma intensa pero quieres mantener la sensación de hambre bajo control, es importante que adoptes una serie de hábitos: Poco y a menudo. La regla de oro de la alimentación, y más en estos casos. Procura comer cada tres o cuatro horas y reparte los alimentos en pequeñas porciones. Glucemia estable. Además de cuándo, también es importante saber qué comer. Si entrenas duro, es fundamental que consumas alimentos que te ayuden a mantener niveles estables de azúcar en la sangre, como hidratos de carbono (cereales, legumbres, féculas, frutas y leche).

Buena hidratación.

Mantener el cuerpo hidratado también ayuda a controlar el apetito. Muchas veces confundimos la sensación de hambre con la de sed. Procura beber 500 mi de agua o refresco isotónico cada 30 min de ejercicio intenso,

HUYE DEL SEDENTARISMO 

Comprobado. Según un estudio de las Universidades de Massachusetts y Misuri, la vida sedentaria provoca más hambre que practicar ejercicio moderado

Has conocido en te ves genial, estos mejores ejercicios para controlar el peso. Sigue conociendo más geniales datos como:  Actividades que acaban el hambre

No hay comentarios:

Publicar un comentario