domingo, 25 de septiembre de 2016

4 Imperdibles Tratamientos naturales para el Acné

4 Tratamientos naturales para tratar el Acné. Conoce en las siguientes líneas, estos geniales e imperdibles tratamientos naturales que te ayudaran para acabar con el acné.

En qué consiste el acné.

Para saber que consiste el acné, debemos partir sabiendo que en la piel contamos con millones de pequeñas glándulas sebáceas que «sufren» mucho cuando se produce el acné. En la práctica el acné se caracteriza por la presencia de pequeños bu titos enrojecidos, acompañados o no de pus, que se aprecian en las zonas de la piel sobre todo expuestas al aire, como la cara y el cuello. También pueden aparecer en la espalda y pecho.

Su origen hay que buscarlo en la obstrucción de las glándulas sebáceas de la piel, ya que, cuando su producción es elevada (elaboran una sustancia similar a la grasa o sebo), parte del material producido puede obstruir los canales de salida de la glándula y con e lo aumentan de tamaño y facilitan la hinchazón (inflamación) e incluso la contaminación de esta zona con bacterias habituales de la piel (estafilococo aureus) y la aparición de pus. A partir de los 10 años, y durante la adolescencia, la actividad de las glándulas sebáceas es muy elevada (por efecto de las hormonas sexuales, sobre todo de los andrógenos), por lo que las posibilidades de padecer acné son mayores.

Remedio natural del acné es una buena higiene de la piel. 

Es importante evitar la obstrucción de las glándulas y eliminar los pequeños tapones que se hayan producido lavando la cara, cuelo y nuca por la mañana y por la noche, con abundante agua tibia y jabones suaves. A la hora del secado nunca debemos restregar la toalla sobre la piel, especial mente en el caso de la cara, sino que lo haremos mediante pequeños «toques» para evitar las irritaciones.


Contra el acné un Peeling de sal marina y mascarilla de arcilla. 

Peeling de sal marina y mascarilla de arcilla. Se mezcla en un cuenco pequeño un puñado de sal marina y un poco de agua templada. Cuando se forme una pasta, se aplica sobre la cara con un suave masaje.

Dejaremos que actúe un par de minutos y luego eliminaremos a pasta con la ayuda de una esponja. Seguidamente prepararemos una mascarilla de arcilla mezclando el zumo de un limón con una cucharada sopera de arcilla verde hasta formar una papi la. Ésta se aplica sobre la cara y se deja que actúe durante 15-20 minutos. Pasado este tiempo se retira con la ayuda del agua de cocción de las hojas externas de una cebolla. Dejaremos que se nos seque al aire. Se aplica este remedio una vez por semana. Aunque resulta un poco laborioso, es muy eficaz

Para el acné nada mejor que cebolla y manteca de cerdo. 

Se asa una cebolla mediana y cuando esté lista se trocea y se coloca sobre cada pedazo un poco de manteca de cerdo. Una vez que la manteca se ha deshecho se aplica sobre el grano o zona afectada. Se tapa y se sujeta con una venda durante unos minutos. Se puede repetir varios días si es necesario. La cebolla, por sus efectos antisépticos, limpia considerablemente la piel.

Remedio para el acné: Salvado de trigo y cara de huevo. 

Para eliminar el exceso de grasa, e incluso para prevenir su formación en el caso de pie es muy grasas, podemos utilizar un puñado de salvado de trigo y a clara de un huevo. Mezclaremos los ingredientes en un plato hondo y luego aplicaremos el resultado en la cara y otras zonas de piel afectadas. Se deja que actúe durante 10 minutos y luego se retira con agua tibia. Podemos repetir el proceso 1 o 2 veces por semana. Con ello prevenimos también la formación de puntos negros.

Has conocido estos tratamientos naturales para el acne

No hay comentarios:

Publicar un comentario