miércoles, 8 de junio de 2016

Los enemigos de tu boca y como tratarlos

Conoce los enemigos de tu boca y de qué manera tratarlos
Detrás de una bonita sonrisa no sólo se esconde una actitud positiva ante la vida. Tus dientes son una parte esencial de tu anatomía y su mala salud puede ser un indicador de otras dolencias.

Deberíamos ir al dentista al menos una vez al año para una revisión y una limpieza. Eso nos permitirá, además, detectar anomalías antes de que puedan convertirse en algo serio (se ha demostrado que existe cierta correlación entre las caries y otras dolencias, como la diabetes o problemas cardiovasculares). Las revisiones a bajo precio a veces son un gancho para vender tratamiento s mucho más caros. Lo que hace falta es estar atento al estado de la boca y acudir al profesional cuando vemos o sentimos algo extraño.

Conoce los enemigos de tu boca y como tratarlos

Sensibilidad 

Si siempre nos duelen los dientes al comer algo frío, algo no va bien. Pueden existir varias razones para ello. Las cremas para dientes sensibles suelen funcionar bien, y hacerlo bastan te rápido, por lo que si la sensibilidad no remite en unos pocos días, lo mejor es que un odontólogo revise la boca para descartar caries u otras patologías.

Manchas

Las manchas en los dientes, además de u n problema estético, pueden también traer otras consecuencias. H ay dos tipos de manchas las endógenas, que suelen deberse a alguna medicación, a u n golpe o a variaciones naturales en el esmalte; y las exógenas que, dicho claramente, se deben a la placa. Una mancha exógena es u n posible foco de suciedad e infecciones, y, si no hemos podido evitar que se forme mediante u n a perfecta higiene, hay que quitarla.


Sangrado 

La primera reacción cuando nos sangran las encías es pensar que nos hemos cepillado demasiado. ¡Al revés! Si las encías nos sangran -salvo que sea por alguna lesión - es porque hay sarro acumulado en ellas. Hay que cepillarse mejor, más tiempo y con más cuidado.

Mal aliento 

No siempre deriva de problemas bucales -el estómago es el otro gran culpable- pero sí es cierto que una boca poco sana tiene a menudo como síntoma el mal aliento. El problema puede producirse por u n a acumulación de sarro en las encías, pero si la v isita al dentista lo descarta, deberemos acudir al especialista en aparato digestivo.

Aftas, pupas, boceras 

Si una lesión en la boca no presenta síntomas de mejoría en quince días, hay que hacer una biopsia. No se sabe muy bien qué causa las aftas; puede ser u n gesto nervioso o u n mordisco accidental. No suelen tener importancia pero no hay que descuidarlas. Los tratamientos contra herpes labiales -c rema s y apositos- dan resultados y, además, los disimulan.

Has conocido en te ves genial. Los enemigos de tu boca y como tratarlos. Sigue conociendo más consejos geniales como: Lo que dice el ojo de las enfermedades

No hay comentarios:

Publicar un comentario