sábado, 12 de noviembre de 2016

4 geniales consejos para la vida

Hoy en te ves genial, conoceremos de estos 4 geniales consejos para la vida y la salud, pues conoceremos de lo que dice y piensa la gente antes de morir, de que picadura es la más molesta, de un ejercicio muy simple que te ayudara a reforzar glúteos y abdomen y qué hacer para no quedarte sin voz

Geniales consejos para la vida y la salud.

1 Cuatro lamentos y un reproche al final de la vida 

Un enfermero estudió los lamentos más comunes en personas que llegaban al fin de sus vidas y los resumió en 4 “ojalas” (ojalá hubiera vivido a mi manera, no hubiera trabajado tanto, hubiera tenido coraje para expresar mis sentimientos y hubiera cuidado a mis amigos) y un “no he sabido ser feliz”.

2 La picadura más molesta de todas 

Un grupo de científicos decidió estudiar en qué zona del cuerpo resulta más molesta una picadura de insecto. La investigación. publicada en el diario “Joumal of Dermatology", constató que este lugares el tobillo. Además, curiosamente también descubrieron que en este lugar, donde se percibe tanto la irritación, también se obtiene el mayor alivio al rascarse.

3 El ejercicio del mes: Refuerza glúteos y abdomen 

Este es un movimiento muy sencillo pero, a su vez, enormemente efectivo para definir la figura. Al realizarlo, fortaleces los músculos del glúteo pero también mejoras la musculatura abdominal. Estírate boca arriba sobre una toalla con los brazos a los lados y las plantas de los pies bien apoyadas en el suelo. Eleva la pelvis lentamente hasta poner los muslos en línea con el tronco. Aguanta en este posición 10 segundos apretando fuertemente glúteos y abdomen. Repite 4veces.

4 Para no quedarte sin voz... 

Si sueles tener problemas con tu voz te conviene seguir estos consejos para no quedarte afónica.
Siéntate bien. Mantenerte erguida mientras hablas permite al abdomen y el diafragma sacar el aire a través de las cuerdas vocales con facilidad, por lo que las fuerzas menos.
Descansa. La falta de sueño y la ansiedad favorecen las afonías. Además, al estar nerviosa se habla más alto y la mucosa de las cuerdas vocales se deshidrata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario